Mercedes-Benz

Nuevo recinto de pruebas

30.01.2020

Hace algo menos de un año se inauguró el Centro de Pruebas y Tecnología (PTZ) de Daimler en Immendingen. En un tiempo récord, este recinto de pruebas situado unos 130 km al sur de Stuttgart ha logrado convertirse en el «Olimpo de las pruebas» para todos los vehículos nuevos de Mercedes-Benz. Los responsables de desarrollo encuentran en una superficie de 520 hectáreas todo lo que necesitan para llevar a cabo las pruebas más variadas. Hasta ahora, los conductores e ingenieros de Mercedes-Benz tenían que desplazarse por toda Europa para completar este programa. Más de 30 trayectos y circuitos de pruebas y comprobación, con una longitud total de 68 kilómetros, ofrecen casi todo lo que hace falta para esta tarea, desde el «recorrido de pruebas sobre firme irregular y suciedad» y puertos de montaña con serpentinas y pendientes acusadas hasta el «módulo urbano», incluyendo cruces para verificar la funcionalidad de nuevos sistemas de asistencia a la conducción y de los vehículos para conducción automatizada. No faltan tampoco un parking especial para maniobras automatizadas de aparcamiento o contenedores frigoríficos para pruebas de arranque en frío y un recorrido de pruebas acústicas.

La concentración de un sinnúmero de posibilidades de pruebas en un mismo recinto no solo facilita las pruebas, sino que contribuye asimismo a aumentar la seguridad y la sostenibilidad de los programas de desarrollo. ¿Por qué? Porque, en el futuro, hasta un 90% de las pruebas de resistencia de vehículos en todo el mundo pueden llevarse a cabo en el PTZ. Esto incluye recorridos de prueba sobre hielo y nieve, pues alguna zonas del PTZ alcanzan una altura de 800 metros sobre el nivel del mar.

También es interesante otro dato: el recinto de pruebas no se ha construido sobre terrenos vírgenes. Al contrario, se ha aprovechado un antiguo campo de instrucción y de maniobras del Ejército Alemán. Durante la conversión se han asumido e incorporado las carreteras y edificaciones existentes, y se han llevado a cabo extensas medidas de protección de la naturaleza, como la reforestación de zonas de bosques y la construcción de puentes y pasos para la fauna, con el fin de reducir la fragmentación del terreno. A comienzos de septiembre de 2019 pudo observarse cómo un lince marcado con un chip de seguimiento hizo uso repetido del nuevo paso.